Rodríguez Larreta compartió un asado con los obreros del túnel del Arroyo Vega

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, compartió hoy un asado con los 400 obreros que trabajan en la obra del segundo emisario del Arroyo Vega, que duplicará la capacidad de drenaje y finalizará en los próximos días.

“La verdad que es un orgullo que con el trabajo argentino podamos hacer estas obras de primer nivel mundial”, expresó Rodríguez Larreta.

El túnel, que se extiende a lo largo de 8,4 kilómetros desde el cruce de las calles Nueva York y Helguera hasta desembocar en el Río de La Plata, beneficiará a los vecinos de Agronomía, Parque Chas, Villa Ortúzar, Colegiales y Belgrano.

Además, el Jefe de Gobierno porteño indicó que “éstas son las obras que realmente le cambian la vida a la gente”, y agregó: “No hay nada que dé más temor que el hecho de que se inunde tu casa, y con esto vamos a solucionarlo”.

En esa línea puso el ejemplo de “Cabildo y Blanco Encalada, la zona de la Ciudad que más se inundaba”.

“Esto es calidad de vida para todos los vecinos”, completó Rodríguez Larreta.

De la actividad también participó el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia, quien dijo que “esta obra le cambiará la vida a casi 350.000 personas”.

Asimismo reconoció que “hubo cientos de personas trabajando con tecnologías sofisticadas”, y remarcó: “Esto es un ejemplo de lo que puede hacerse en la Argentina trabajando entre obreros, empresas y gobierno”.

Por último, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte destacó: “Planificando bien y con disciplina vamos a cumplir con las fechas que prometimos”.

En la actualidad, la capacidad de captación del emisario es insuficiente, por lo que la infraestructura existente no alcanza para contener los niveles de agua en los barrios de las comunas 12, 13 y 15. Ante esto, se está trabajando para aumentar la capacidad del arroyo a través de este segundo emisario, en el que se harán tareas de mantenimiento y limpieza.

La cuenca del Arroyo Vega se desarrolla dentro de los límites de la Ciudad en una superficie de 1.700 hectáreas. La obra tendrá casi el 50% de la superficie del arroyo, de 17 kilómetros, y duplicará la capacidad de conducción del agua del emisario principal hacia el Río de La Plata.

Para poder llevar adelante este proyecto, se lo dividió en dos tramos: el primero cuenta con 5,9 kilómetros de extensión y para su construcción se utilizó una máquina tuneladora de 5,30 metros de diámetro interno del túnel. El segundo, en cambio, cuenta con 2,4 kilómetros, con un diámetro interno de 2,30 metros, y se utilizó la tecnología Pipe Jacking, que permite instalar tuberías sin realizar zanjeo. Además minimiza la presencia de operarios en excavaciones, ya que puede controlarse de forma remota, y disminuye la cantidad de pozos de superficie, reduciéndolos de 18 a 10.

La cuenca del Arroyo Vega soportaba 48 milímetros de lluvia fuerte constante a lo largo de dos horas, pero con la construcción de este segundo emisario la capacidad aumentará hasta 81 milímetros, lo que reducirá el riesgo de inundaciones.

Una vez finalizada la obra, se construirán 12 ramales secundarios asociados al arroyo, con una longitud aproximada de 10,5 kilómetros totales, para completar los trabajos estructurales destinados a mejorar la capacidad de captación del segundo emisario.

Además se harán sumideros en las calles Donado, Elcano, Victorica, Álvarez Thomas, Balbín, Constituyentes, Delgado, Freire, Lugones, Roseti, Sucre y Tronador.

Desde el 2015, el Plan Hidráulico se presenta como un conjunto de obras compuestas por medidas estructurales, programas y acciones para reducir el riesgo de inundaciones en la Ciudad. Éste es el mayor plan hidráulico desde 1869.

Las otras cuencas que componen al Plan Hidráulico son la Cuenca Maldonado, la Cuenca Arroyo Cildáñez, la Cuenca Larrazábal-Escalada, la Cuenca La Boca-Barracas y la Cuenca Radio Antiguo-Ugarteche.